La mayor paradoja de la virginidad  es que está bien definida pero le damos el significado incorrecto.  Además se le endilga generalmente sólo a la sexualidad de las mujeres, sobre todo en su época de adolescencia.

Quiero iniciar con una broma que ha circulado en Internet donde la hija llega llorando del colegio y dice “Papá, mamá! ya no soy virgen”, seguido inicia un total alegato entre papá y mamá, gritos de enojo, insultos, el uno reprochando al otro por no haberla cuidado,  por el mal ejemplo que le dio, y así varios minutos, hasta que mamá decide preguntarle a la hija: – cómo fue que sucedió, donde?,  ella contesta abrumada: -El profesor me sacó de la representación del pesebre que haríamos antes de navidad – (representaría a María, para la religión católica Virgen María).

Por qué cuando las adolescentes o niñas mencionan la palabra “virgen” todos se crispan?

Esta es la definición de virginidad en Wikipedia.es

La virginidad, en términos generales, es el estado en el que un proceso se mantiene sin haber sufrido alguna alteración desde su origen, en forma de pureza.

En la sexualidad, es la condición de quien no ha tenido experiencias o relaciones sexuales. En el caso del varón, se habla también de castidad para señalar la ausencia de relaciones sexuales. El significado preciso varía entre culturasreligiones, e incluso entre individuos con estos valores similares.

La virginidad en la sexualidad humana se estableció como un fenómeno cultural (dentro de cultura considerar las creencias religiosas), hay culturas antiquísimas en África y Medio Oriente donde cierran o cosen (infibulación)  o cercenan (clitoridectomía o escisión) los  órganos genitales de la mujer, generalmente en la pre-adolescencia o en la adolescencia para evitar que tenga relaciones sexuales antes del matrimonio, obviamente tienen su lista de justificaciones.  Es posible que logren evitar el contacto sexual de la adolescente por el trauma que esto genera en su vida.

– No puedo imaginarme el primer instante en el proceso de evolución humana en que al hombre se le ocurrió hacer esto, ni tampoco cual la primera mujer que lo permitió y además, evangelizaron para que generaciones futuras continuaran cercenando la natura.  Resultados? Dolor, mucho dolor -.

Para mí, la virginidad se convirtió en una estrategia para tener control sobre: la mujer, la adolescencia, los embarazos, la sexualidad, la infidelidad.  Resultados?  Pueden verlos, son exponenciales: embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual multiplicadas, identidad sexual confusa, etc. Y no se pueden esperar mejores resultados cuando sus argumentos se fundamentan en mentiras. Nota: sólo la verdad prevalece en el tiempo.

Verdades

  1. La virginidad no es sólo cuestión de himen.
  2. La virginidad es un asunto de la sexualidad del hombre y de la sexualidad de la mujer.
  3. La virginidad puede perderse en la niñez, adolescencia, o madurez, según la educación sexual que haya recibido la persona, según el entorno donde vive (que o quienes le rodean), según su fuerza interior que le permite tomar adecuadas decisiones.

La virginidad es el manejo de la curiosidad y exploración para realizar un acto sexual por primera vez.

Lo veo así: cuando das el primer beso apasionado, tus labios dejan de ser vírgenes, ya fueron explorados y ya los utilizaste para explorar.

Así, lo que debemos enseñar a la adolescencia o preferiblemente desde la niñez sea hombre o mujer es:

  1. A ser analítico en las diferentes situaciones que le presentará la vida.
  2. A tomar decisiones adecuadas.
  3. A asumir las consecuencias por sus decisiones.
  4. Resaltarles  la importancia de estar completamente seguro y tener claros los motivos por los cuales decide tener su primera experiencia sexual (incluso su primer beso) y la razón por la cual elige la persona con quien compartirá ese momento.
  5. A expresarse y denunciar a cualquier persona que quiera obligarla o forzarla a realizar un acto sexual (sin su consentimiento).
  6. A considerar que su primera experiencia sexual puede ser edificante o destructiva según las decisiones que tome.

El primer paso es: observa a tu hijo, mírale a los ojos cuando esté junto a ti, repite a sus oídos lo mucho que lo amas, afianzará los lazos de confianza y lograrás un canal efectivo de comunicación.  Si el adolescente es un amigo o cercano obsérvalo y confiésale los motivos por los cuales le estimas tanto.

Si el adolescente ya realizó ese primer acto en su sexualidad, no le reproches, hazlo entender que debe asumir las consecuencias que esta experiencia genera y que analice  la manera en que continuará su vida, lograr definir un plan de vida.  Si el adolescente atraviesa una consecuencia traumática y no puedes ayudarle solicita refuerzo de personas estructuradas que saben tratar el tema.

Sólo decídete e inicia ya!