Desde la niñez o en la adolescencia se aprende a aceptar la sexualidad de los demás, no obstante, este niño, este adolescente debe hacer prevalecer sus valores ante ellos.

La homosexualidad por ejemplo crea controversia y ha existido históricamente en la evolución del planeta.   De la Grecia y Europa antigua quedan vestigios físicos que así lo demuestran, incluso de pederastia.

El humano desde su origen en su evolución por su lucha con sus soledades ha probado todo.  La sexualidad participa en esas soledades.

Estas realidades en la sexualidad existen, y no es con insultos o negaciones que lo debes asumir, tenemos:

  1. Homosexualidad, gay.
  2. Lesbianismo
  3. Transexualismo
  4. Bisexualidad

Ahora se utiliza el término que los identifica, mas no los discrimina: LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexual), su origen es LGB, hay además variantes como LGBTQ (Q=queer), LGBTI (I = intersexuales). También encontramos: Pederastia, Sado-Masoquismo, Swinging.  Y el humano siempre creará nuevas alternativas para satisfacer su vida, su sexualidad y sus soledades.

Aceptar que todas estas manifestaciones sexuales existen es sólo un paso, no es negándolo o apartándolos como se debe enfrentar, es documentándote y aprendiendo, y así transmitir este legado a las próximas generaciones: a tus hijos, familiares, amigos niños o adolescentes.

Son contextos que subsisten y debes afrontar en la educación sexual de tus hijos, desde la niñez hasta la adolescencia.  Tú como mamá debes saber de estos temas, debes dominarlos para así transmitirlos a ellos, y evitarás los choques que los niños y adolescentes viven por falta de información.  Tus hijos pueden caer en estos tipos de identidad (referente a sexualidad) en forma inconsciente y encontrarse en un mundo que no buscaba o no estaba apto para vivirlo.

Son realidades que debes aceptar y esta aceptación debe incluir la medida del valor de respeto que desees colocarle.   Por ejemplo: la pederastia es un tema que aún no puedo comprender, por donde leo y aprendo lo sigo viendo como un delito. Quienes lo practican se han valido del desconocimiento e ingenuidad del menor.  Al niño o al adolescente  le hace falta desarrollo en su análisis para tomar decisiones como la de ser pareja sexual de un adulto (en varios países consideran legales las relaciones sexuales desde los 14 – 16 años).

El respeto hace parte de todo esto, debes colocar grados de respeto ante las personas que ya tomaron una decisión en su sexualidad.  Por ejemplo:

– LGBT = respeto con límites establecidos, es decir, se respeta siempre y cuando esta persona no me proponga tener relaciones de este tipo o inicie un acoso sexual.

– Pederasta=denuncia, es decir, pederasta que aparece en el camino, se denuncia.

– Sado-masoquismo = ¿, no comprendo como el dolor propio o ajeno pueda satisfacer la vida, estas personas tienen la libertad de continuar este camino o buscar un tratamiento.

Enseñarás a tu hijo que hay en el mundo estas manifestaciones en la sexualidad, definirás las posibles causas que has encontrado en los textos y analiza con ellos como puede verse envuelto en una situación donde le pedirán que modifique sus valores, su identidad.   Tu hijo tendrá la libertad de tomar decisiones en su sexualidad pero lo hará en forma consciente y racional, sabrá de sus consecuencias en la vida moderna, será fuerte para hacer respetar sus valores.

Aclaración: Si actualmente tienes un caso de manifestación o de identidad sexual de un adolescente que genera mucho conflicto y no te sientes apta para cubrirlo, acude a una persona estructurada que conozca el tema, podrá ayudarte.  No dejes pasar las cosas!