El amor es una búsqueda del ser humano y la sexualidad es un componente recíproco.

El amor es una búsqueda, es hallar afinidad con otra persona,  la sexualidad es parte del ser, naces con ella y si es tu deseo puedes afinarla.

Encontramos personas que utilizan el amor y la sexualidad con diferentes finalidades:

–          Manejan la sexualidad como búsqueda del amor.  Muchas personas consideran que por entregarse sexualmente (compartir su sexualidad en primera instancia) a otra van a ser amadas.

–          Cultivan el amor para compartir su sexualidad.  Son personas que primero se enamoran y luego dan un espacio importante a la sexualidad en pareja.

–          Su bandera es el amor, no necesariamente necesita compartir su sexualidad.  Estas personas ofrecen un amor muy espiritual, muy por encima de todo, no importa si se complementa en su sexualidad.

–          Los totalmente sexuales, disfrutan la sexualidad con su pareja o con otras personas y lo que menos busca es enamorarse.

Igualmente una persona puede experimentar estas finalidades en diferentes facetas de su vida.

Ahora,  lo importante que deseo resaltar es lo común que  el amor y la sexualidad requieren para ser plenos:

  1. Requiere el complemento de otra persona
  2. Afectividad del ser
  3. Conciencia de la personalidad
  4. Fuerza interior (de cada individuo)

Y cada uno de estos elementos son los que debes afianzar en tu hijo desde la niñez preferiblemente o  desde  la adolescencia.  Si alimentas su fuerza interior, su conciencia de la personalidad, su afectividad y la búsqueda metódica de su complemento, logrará tomar decisiones que lo llevarán a una vida satisfactoria en el amor y la sexualidad.  Su búsqueda del amor será consciente, edificante y su sexualidad será afianzada.

Para lograr desde la adolescencia su afianzamiento en la sexualidad y el amor se debe enseñar:

–          Conocimientos: debes darle información completa y clara sobre su cuerpo, sexualidad, relaciones interpersonales y salud.

–          Actitudes y valores: los jóvenes siempre quieren saber lo que opinan sus padres o personas adultas sobre temas como la sexualidad, la honestidad, el amor, cometer faltas.  Observan y absorben de su entorno las diferentes formas en que dichos adultos resuelven situaciones. Requieren límites, y los establecen a través de estas opiniones y respuestas, y/o de sus observaciones y/o por la autoridad de quienes lo cuidan.

–          Autoestima: debes hacerlo identificarse como único y valioso.  Su fuerza interior, su bondad, sus preferencias deben prevalecer ante cualquier persona que encuentre en el camino.

–          Habilidades: Comunicación, afecto-amor, análisis, valoración, auto-valoración, decisión-consecuencia, y a identificar su pasión, son las habilidades más importantes que se deben desarrollar.

Es un proceso complejo y continuo pero totalmente satisfactorio al ver a ese ser que traes a este mundo desarrollando una vida plena en todos sus aspectos desde el amor y la sexualidad.