Observando la película: “Vitus, Un Niño Prodigioso”, escuché una frase totalmente conmovedora, no sólo porque fue un pre-adolescente quien se la dijo a un adulto (a su abuelo, con quien tenía una excelente comunicación) sino por lo corta y gran contenido que tiene, la frase es: “Los aviones están más seguros en tierra, pero están hechos para volar”, por favor repítela más lento.   Puedes darle muchos significados, para el caso de tu hijo adolescente puedes tomar este:

Si en lugar de la palabra aviones, colocamos la palabra “hijos”,  cambiemos la palabra tierra por la palabra “casa” y si quieres más, reemplacemos la palabra volar por: vivir independientes, vivir su vida, enfrentar la vida fuera de casa.  Quedaría algo así:

“Los hijos están más seguros en casa, pero están hechos para enfrentar su vida fuera de ella”

Es impactante verdad!

Analizo y me pregunto, cuantos padres podrán decir tranquilos: hijo puedes salir a volar, a buscar tu mundo, a enfrentar tus  decisiones.  ¿Cuánto han dejado en su hijo para que enfrente el mundo afuera.  Cuanta fortaleza han dejado en su corazón, mente, cuerpo y alma?

Es el momento de educar a los jóvenes adolescentes, es el momento de hacerlos crecer con fortaleza.  Tu hijo, familiar, o amigo, todos desde la adolescencia, te necesitan.

Me refiero a educar en todos sus aspectos incluso en su sexualidad, ¿ves lo que ocurre hoy a los jóvenes adolescentes en el mundo, ves todas las posibilidades que tiene de adquirir una vida llena de esclavitudes  y dolor, ves como por evitar temas como su mundo sexual o fuerza interior, puede quedar con bases débiles o a la deriva de lo que presenta hoy la vida?.

La adolescencia es una época muy compleja donde el individuo lucha con los cambios de su cuerpo, con sus hormonas, identidad sexual, lucha por su aceptación en el entorno, lucha por tener un camino claro hacia el desarrollo de una vida constructiva y gratificante.  Para que el adolescente  logre construir vida requiere de tu compromiso, tu conocimiento y de tu experiencia como adulto, mejor, conocer fuentes de formación y la primera eres tú.

Desde la niñez o desde la adolescencia llena a tu hijo de fuerza y conocimiento para su vida, para su mente y su sexualidad.

Nota: No está demás, si deseas, puedes ver la película Vitus, es el caso extraordinario de un niño, luego pre-adolescente que tiene claro todo en su vida, hasta su sexualidad, a pesar de las angustias y equívocos de sus padres.  Puede ser un modelo de lo que requiere la adolescencia hoy para este mundo.

En este caso, la madre se equivocaba tomando decisiones para la vida de su hijo; es un llamado de atención  a la libertad que debes dar al hijo no importa que esté en la infancia o en la adolescencia.  Las decisiones sobre su vida las debe tomar el hijo, tú como madre o padre lo que debes hacer es darle las bases para: el análisis de cada situación de la vida, para desarrollar su fuerza interior y para implantarle todas las pautas del respeto por sí mismo y los demás, en todos sus aspectos, incluso en la sexualidad;  y esas bases deben ser tan fuertes, que tú podrás estar tranquilo y dejarlo vivir.

Título: Vitus: Un niño extraordinario.

Título original: Vitus.

País: Suiza.

Productora: Sony Pictures Classics.

Director: Fredi M. Murer.

Guión: Peter Luisi, Fredi M. Murer , Lukas B. Suter.

 

Sinopsis: Vitus es un niño prodigio que no sólo posee una capacidad sensitiva superior a la media, sino que con tan sólo cinco años, era capaz de estudiar una enciclopedia. Con sus pocos años, Vitus se ha convertido en un genio del piano, pero él prefiere pasar sus horas jugando en el taller de su abuelo imaginando que tiene una infancia normal. Sin embargo, algo ocurrirá y obligará a esta pequeña maravilla a tomar las riendas de su vida.