Es el mejor momento para recomendar la película: “Hacia Rutas Salvajes” (Caminos Salvajes) en inglés “Into The Wild”, es para ti que eres mamá o papá, para recuperar los fueros y entregarlos a tu hija o hijo adolescente.

Relata la vida de Christopher McCandless, un joven norteamericano que en 1990, luego de terminar sus estudios en la universidad decidió alejarse de todo lo que implicaba sociedad y convertirse en un caminante, motivado un poco en su dolor por la relación y prioridades que llevaron sus padres mientras crecía.

Es una película con un alto contenido para alimentar el espíritu y renovar la fuerza de nuestro interior, la que nos permite  construir proyectos de vida.  Recuperar el alma de las “cosas” vividas.

Considero desde el título “Hacia Rutas Salvajes” el llamado a reconocerse a sí mismo, no fue el viaje a Alaska, fue el viaje a su interior, que inició desde pre-adolescente.

Se refiere a navegar dentro de sí y reconocerse, emprender el camino para definir quién eres, que eres capaz de hacer en este mundo después de todo, reconocer tu naturaleza.   Un ejercicio que inicia desde la adolescencia y debe ser alimentada con guía y mucho amor.  Christopher y su hermana revelan su vida como niños y adolescentes.

Cuando educas a un hijo en todos sus aspectos (no olvides la sexualidad), aún siendo mayor, así con total empeño, podrás garantizar que das felicidad, la que se requiere compartir para ser real.  Como lo reconoce al final nuestro protagonista Christopher: “La Felicidad sólo es Real cuando es Compartida” (lo indicó en el periodo que denominó “La obtención de la Sabiduría”).

Si eres madre te dará una perspectiva muy amplia de cómo puedes afectar a tu hijo en forma positiva o negativa, o la mezcla de ambos componentes, el protagonista muestra claramente lo que sus padres dejaron en él, en aspectos negativos, y positivos.  No sólo podemos mirar los errores de los padres, también demostró su construcción, por educación y experiencia de una fuerza increíble que le permitió desafiar un esquema de vida que no aprobaba.

Christopher además formula que la vida debe tener algo de Magia, algo de Locura, si sólo se rige por la razón  queda destruida, y yo agregaría que la magia la da el AMOR, frase: “Si aceptamos que la vida humana se rige por la razón, la posibilidad de vivir queda destruida”.

En la película se menciona el Perdón lo dice el señor  Franz: “Cuando perdonamos Amamos y cuando Amamos la Luz de Dios nos Ilumina” y es el perdón del que necesitas como madre o padre para ti mismo, por tu errores, o por los errores de tu hijos, para lograr continuar y educar.

La película “Hacia Rutas Salvajes” muestra la desnudez: quitarse lo que te cubre, lo que te hace sentir cómodo, y aprender a vivir así.

Y ahora te preguntarás ¿que tendrá que ver esto con la sexualidad, que es el tema de este blog?

La Sexualidad es un asunto de Alma

La sexualidad no se trata sólo de un punto genital o erógeno (además, el cuerpo humano está lleno de puntos erógenos: cada punto de la extensión de nuestra piel hace parte del mundo sexual en conjunto con nuestro cerebro), la sexualidad se trata de “alma”, el alma de todas las cosas que hacemos, vivimos y relacionamos.

La sexualidad no es sólo física (material) es también de alma, es espiritual, es de lo que da vida a tu SER y tu relación con los demás, con todo lo que le rodea.  La conciencia, el tomar decisiones analizando muy bien las posibles consecuencias y actuar de acuerdo a tus valores y metas de vida.

Así tienes que redescubrir la sexualidad para dejar un legado de formación a tu hija o hijo adolescente.

Finalmente quiero destacar la frase que reforzó Christopher en honor a la verdad: “llamar las cosas por su nombre”, “llamar a cada cosa por su nombre”.

En la vida y la sexualidad debemos llamar las cosas por su nombre, no debemos modificar los términos, los valores, las cosas, las relaciones, y así, tal cual son transmitirlos a los niños y adolescentes para que puedan construir su camino hacia la satisfacción, hacia la evolución.

Por ocultar, modificar o tergiversar cada concepto, estado, valor, sentimiento y mas, es que vivimos tanta confusión, no logramos construir, cada vez hay que recapitular y no se logra avanzar, perdemos el tiempo, perdemos vida y seguimos estancados o por el camino de la destrucción, la humanidad logra apenas sobrevivir.

Christopher McCandless muere muy joven a la edad de 24 años, algunos habitantes de Alaska indican que  decidió vivir allí sin preparación, no llevaba un mapa y no conocía la zona, donde incluso había mecanismos que le hubieran permitido salir y/o abastecerse.  Considero que tal vez Christopher olvidó o no consideró la documentación y la formación (sobre la vida en Alaska), como la mejor herramienta para llevar a cabo este proyecto de vida, de igual manera no atendió las diferentes formas en que varias personas a su alrededor quisieron ayudarle.

Referencia:

Into the Wild (Hacia rutas salvajesCamino salvaje) es una película estadounidense con guión y dirección de Sean Penn lanzada en 2007. La película se basa en el bestseller homónimo; escrito por Jon Krakauer en 1996. Narra la historia de Christopher McCandless. Película ganadora de premios Oscar: Mejor Actor de Reparto y Mejor Montaje (ambos en 2007).  Premios Globos de Oro: Mejor Canción Original, Mejor Banda Sonora (en 2008) y otros premios del Sindicato de Actores.

SINOPSIS: A comienzos de los años noventa, el joven e idealista Christopher McCandless (Emile Hirsch), abandona su vida en la civilización, se cambia de nombre por el de Alexander Supertramp, deja sus posesiones y dona sus 24.000 dólares de ahorros a la caridad para poner rumbo a la salvaje Alaska, donde espera encontrarse con la verdadera naturaleza y con la verdad de su existencia.