Este mensaje es para todos: padres, madres, hijos infantes o en la adolescencia…

El ser humano olvida su esencia, olvida lo que le emociona, lo que le hace vibrar y convierte su vida en una rutina que lo encierra,  deja a un  lado lo más importante: el amor.  Manifestar, actuar, entregar y hasta recibir amor en cada acto que realiza.

Se convierte en un espiral  donde los adultos transmiten su desazón a la adolescencia e infancia, así ha pasado por siglos y los tiempos parecen más difíciles, por iguales causas.

Rompe esa herencia que apenas permite sobrevivir.

Cómo madre y padre recupera tu energía vital, mira hacia tu interior, escucha tu corazón, tienes tu vida que debes  fortalecer, y eres guía en la de tu hij@ de la cual debe apropiarse el(ella) mismo(a).

Tú  que estas en la adolescencia debes analizar, tomar decisiones y empoderarte de tu vida, tus metas, tu felicidad, bajo principios del amor y respeto por los demás.  Tienes corazón, tienes mente escúchalos y no des mas justificaciones, no continúes buscando culpas en los demás, eres tú, es tu vida la que termina afectada.  Establece metas, considera tu salud, y tu sexualidad como un aspecto fundamental para alcanzarlas.

La sexualidad no se alejará de ti, ni de tu vida, aunque trates ocultarla, evadirla o desconocerla, también de tu vida sexual tienes responsabilidades y compromisos (¡aunque los demás no te lo hayan hecho notar!).

Comparto contigo esta canción: “Somos Luz” de Macaco y la Mari de Chambao.  Para que conviertas tu vida en LUZ, aunque puedas encontrar alguna oscuridad.

Piensa tu vida en Luz… muy vibrante, sin más justificaciones porque apenas se sobrevive.  Nos corresponde, es nuestra naturaleza!

Deseas conocer cómo viven otras familias con hijos adolescentes su sexualidad?

Puedes recibir GRATIS un reporte en PDF, para que analices situaciones que pueden presentarse con los adolescentes en casa y así previo análisis, vivirlos de mejor manera.  Clic aquí para recibir tu reporte Gratis.